domingo, 24 de noviembre de 2013

COMO LOS ALAMOS


POR KETY MANGIONE- 24 de noviembre de 2013
post. por K.M.

DEDICADO A MI AMIGA MARÍA ROSA de DERGAM, que con su partida me ha dejado huérfana de su risa, de sus palabras cantarinas, de su grata compañía, de su mirada optimista de la vida y su dedicación desinteresada y cordial hacia el prójimo. Te quiero Mary y te voy a extrañar infinitamente.


Cuando fue que nos volvimos tan serios, tan adustos, tan quejosos, cuando fue que perdimos la alegría y nos empezamos a comportar como viejos conocidos, compitiendo por quien tiene los peores recuerdos de tiempos futuros, cuando fue que en vez de ser nosotros quisimos ser otros, cuando fue que las ideas ajenas empezaron a ser las buenas y las nuestras las erróneas. Busco las llaves pérdidas por donde quiera que voy, llenos de información y de medios para comunicarnos, solo creemos en lo que vemos, ya no hay historias, ni anécdotas ni cuentos que se puedan contar, si no están en YouTube. Yo no se, no dejo de preguntármelo, cada vez tenemos el gesto mas adusto, la respuesta cruel aparece  incluso antes de la misma pregunta, todo tiene un tizne amargo, nos muestran tanto que estamos todo el tiempo preocupados por todo lo que no tenemos, por todo lo que no conocemos, parecemos piezas de fabrica pasando por una cinta transportadora, todos iguales, todos queriendo las mismas cosas, todos enojados por las mismas cosas, aún en el disenso somos 50 y 50 crispados del mismo modo por cosas distintas.
Yo me pregunto cuando fue que nos empezamos a tomar las cosas tan en serio que casi no importan y minimizamos todo aquello que tiene un valor invisible, abstracto y esencial para ser HUMANO, no se exactamente cuando pero podría decir sin duda porque.
Como nos volvimos hielo, flotando solo en un vaso hasta derretirse en un mar de individualidad, cuando fue que perdimos la nostalgia y la cambiamos por google, cuando empezamos a pensar que la palabra no es importante y la abreviamos tanto y de tantas maneras que  logramos hacerlas desaparecer, se diluyeron, se suicidaron, Cuando fue que nos dejamos convencer por el marketing que nos asesina y nos minimiza, reduciendo nuestro intelecto y dejándonos solo como parte de la maza que alimenta una red eléctrica de pobres diablos, cuando fue que dejamos que nos lleven al matadero a darnos un mazazo en la cabeza para después ser devorados a pedacitos, sin chistar e inculcando a nuestros hijos que hagan lo mismo, que no se revelen, que vayan al matadero y sin chistar, cuando fue que no quisimos llamar la atención, que nos volvimos prolijos y aburridos, cuando fue que empezamos a tener un ojo acusador `para cualquier opinión que levante sospecha de ser distintos,cuando fue que se nos ensombreció la esperanza y todo proyecto empezó a llevar asociada la palabra dinero, ganancias, salvarse. Cuando fue que dejamos de escucharnos, que dejamos de admirarnos, de respetarnos, de tenernos paciencia, cuando fue que nos volvimos como los álamos y nos quedamos de pie, enfrentados en fila y sin tocarnos. Cuando fue que le empezamos a tener miedo al abrazo, a la lágrima , a la palabra amable, cuando perdimos interés por todo lo que no sea =nuestro tema= y fue ganando el autismo, el silencio hostil, y gano la envidia, la bronca, la frustación constante, la exigencia permanente de pedir lo que no damos y no agradecer aquello que nos ofrecen.
Vivimos un tiempo donde todo parece una sinopsis de una vida, un resumen, un noticiero, noticia, noticia, novedad, muerte, corrupción, desfile de modas, deportes...el tiempo y a otra cosa, las conversaciones son sinópticas,  una competencia por hablar todos de lo mismo pero desde nuestra propia versión, que obviamente solo tiene asidero si esta debidamente documentado en Internet y puede ser chequeado. El ejemplo más claro es el fútbol, un deporte pasional por excelencia, donde desde los hinchas hasta el aguatero y los jugadores, todo era polémica, discusión, ilusión, inventos, mentiras, lujuria, con un clásico teníamos asegurada una semana de charlas, gritos, insultos y festejos. Ahora todo se reduce a las estadísticas y a quien hizo los deberes buscando boludeces en Internet sobre cada equipo, y empiezan los datos pelotudos y sin valor deportivo alguno que involucran desde cuantos pedos se tiró el arbitro, que grosor tenia el césped en el clásico de 1949 y cuantos clásicos se jugaron en ese mismo estadio en cuarto creciente. Una jugada dudosa, una posición adelantada y una patada en el área, daba para que dos amigos de toda la vida se tiren los trastos por la cabeza, ahora se sientan los dos adelante de sus respectivos dispositivos y ven las jugadas por todos los medios cibernéticos que tienen a su alcance y tiene mas importancia la velocidad con que logran conectarse que el aclarar el entredicho en sí mismo. Desenfundamos celulares, tablets, portátiles como quien desenfunda pistolas y comparamos quien la tiene mas grande, sacamos fotos de los momentos que estamos viviendo para compartirlos con 2000 personas que después de poner un inmediato me gusta se olvidan hasta de lo que vieron, mientras nosotros nos olvidamos de que estábamos hablando en el momento que subimos la foto.
No se como fue, pero lograron desintegrarnos, hacernos invisibles, borrarnos literalmente la memoria, no recordamos un teléfono, una dirección, un lugar, necesitamos coordenadas para todo, llamarnos 100 veces antes de vernos 5 minutos, tener todo claro, cuando llegar, que llevar, que vamos a comer, hasta que hora dura el evento, todo calculado, no hay lugar para la improvisación, ya nadie toca el timbre, nadie “NO QUEREMOS MOLESTAR” no queremos sorpresas, queremos que todo este anunciado, chequeado. Lograron meternos en una burbuja y tenernos controlados las 24 horas, como en de Truman Show y estamos tan enajenados que solo nos contiene el COMPARTIR con muchos lo que no podemos conversar con unos pocos, nos fuimos quedando solos, como si estuviéramos en una permanente terapia intensiva, conectados, asistidos, solos y dolidos, padeciendo la enfermedad el enojo, del descontento. No se como fue que olvidamos las letras de las canciones y dejamos de cantarlas en voz alta, yo no se como fue pero ya no cantamos ni en la ducha, será por miedo a que los vecinos de quejen? Puede ser, porque tampoco se cuando nos volvimos tan ortivas, cuando empezamos a señalar con el dedo impunemente, cuando empezamos a llamar a la policía a la de una denunciando hasta los pocos ingenuos que quedan por ahí y hacen un rin-rajen.
No se cuando fue, pero quiero, deseo, necesito que cambiemos, que la muerte deje de ser una noticia que le pasa a los otros, que no sea más importante una muerte que otra, que la muerte no empareje gente de mierda con buena gente, morirse no es sinónimo de volverse bueno, pero es lo suficientemente definitivo para que la muerte de gente buena sirva para cambiar el rumbo, para replantearnos la posibilidad de ser felices, de ser alegres, de ser conscientes de lo afortunados que somos de seguir en carrera. Hay tantas frases hechas como necesidades de justificaciones, de nada sirven si cuando tenemos 5 minutos libres, nos metemos en Internet a pedir vidas para jugar a juegos de vidas que parecen reales, con seres virtuales, encerrados entre cuatro paredes literales.
No hay nada más placentero que aquello que se comparte, nada más gratificante que los recuerdos que vuelven en forma de imagenes, nada más confortable que las sorpresas que te renuevan y te llenan de adrenalina, nada mas educador que la carcajada liberadora, intempestiva como una trompada en la nariz , la risa te deja dolorido, relajado, indefenso, la risa no teja teclear mensajes, ni sacarte fotos y lo mejor de todo es que cuando lo explicas, cuando lo contas es imposible transferir ese momento mágico, donde el enojo, el dolor y la crispación te abandonan, para dar paso a una oleada liberadora como una brisa de verano, no se puede transferir, no es transferible ni negociable, aunque logres captarlo y subirlo a Youtube, aunque lo cuentes con lujos de detalles.

Hay que ejercitar los sentidos, usar la palabra dicha para comunicarnos y también todos los medios que felizmente tenemos a nuestro alcance, pero si no salimos del enojo, si no volvemos a reír, a cantar, a celebrar, seremos como los ÁLAMOS, viejos sabios enfrentados que nunca llegan a tocarse.

martes, 15 de octubre de 2013

LA IMPORTANCIA DE VIVIR.....



PARA MARIANO EN SU DÍA
FELIZ CUMPLE

  1. POST. POR KM 16.10.2013


Cada imagen habla por sí misma, Mariano hermano, Mariano hijo, Mariano Nieto, Mariano TITO, Mariano Marido, MARIANO PAPÁ.
Es muy personal esta nota? claro que sí es totalmente personal, tiene que ver con los amores más profundos, con los vínculos que se crean y no por imposición si no por elección pura y llana. 
Hoy es el cumple de Mariano, una persona que tiene una de las virtudes más importantes que un ser humano puede tener, en mi humilde opinión claro  y esa virtud es su sentido incólume de la amistad, contar con él es sinónimo de que nunca te va a faltar un hombro en el que apoyarte y tener siempre la seguridad que te va a tender una mano en cuanto la necesites, con él te vas emborrachar, te vas a cagar de risa, vas a discutir hasta quedarte sin voz y sin aliento, pero siempre siempre podes contar con que ahí va a estar. Eso es lo que más me enorgullese de mi Hijo, su lealtad, su humildad, sus valores, su sacrificio y su manera de honrar la vida, conocedor de mundo, curioso, de gustos delicados y paladar exquisito, mal humorado y cascarrabias, de arrebatos intermitentes que no logran empañar su carácter entrador y sus aires de conquistador natto.
Este año puedo relajarme, ya que no le tengo que explicar nada con respecto a mis sentimientos de madre, a partir de este año y para siempre, mi hijo Mariano, sabe lo que significa amar con toda el alma, amar sin esperar nada a cambio, amar a alguien tanto que duele, amar a alguien por sobre todas las cosas, amar con el alma en un hilo, vivir pendiente de otra vida mas que de la propia, amar sabiendo que si uno tiene que dar la vida por ese amor lo haría sin pensarlo, amar queriendo ser inmortal para estar siempre atento a cualquier cosa que esa nueva vida pueda necesitar, amar cuidando, amar abrazando, amar protegiendo. Mi hijo Mariano ahora sabe cuanto lo amo, sabe que fue amor a primera vista para toda la vida, sabe que mi única razón de existir son mis hijos y ahora mis maravillosos nietos. Sabe que lo único que me importa es que él mi hijo, sea inmensamente feliz. 
















lunes, 30 de septiembre de 2013

EL ADIOS


1,2,3 PROBANDO, A PRUEBA Y ERROR

POR kETY MANGIONE 30-09-2013



COSTARA MUCHO RECUPERAR TANTOS AMIGOS, HAY GENTE DESPARRAMADA POR EL MUNDO QUE SE ASOMABA A ESTE BALCÓN DE PALABRAS. PERO DICEN QUE TODO LO QUE CUESTA VALE, Y SE VA LA SEGUNDA...INVERTÍ EL NOMBRE PORQUE LE HABÍA TOMADO CIERTO CARIÑO, POR SUERTE LA MAYORÍA DE LA GENTE QUE COMENTABA FUE TAN GROSSA COMO PARA DEJAR SUS DATOS Y ESO ME PERMITE CONTACTARLA DE A POCO, LA OTRA, LA QUE SE DABA UNA VUELTA DE CASUALIDAD O ATRAÍDA POR COMPRA DE SUSTANCIAS ILEGALES ESTOY SEGURA QUE SE IRA INCORPORANDO DE A POCO.
TENIA EN MENTE MUCHAS COSAS, UNAS SE DILUYERON POR FALTA DE TIEMPO, LAS OTRAS CUANDO DESAPARECIÓ LA PAGINA COMO POR ARTE DE MAGIA GOOGLEANA, Y FINALMENTE PORQUE LOS ACONTECIMIENTOS SIEMPRE ME GANAN POR GOLEADA.
AYER ME ENTERÉ QUE HABÍA PERDIDO A UN SER AMADO, QUE YA HABÍA PERDIDO CUANDO ESTABA VIVO, Y PENSÉ QUE CON ESO ALCANZABA PARA NO SUFRIR, COMO VAS A SUFRIR POR ALGUIEN QUE YA NO ESTA EN TU VIDA HACE UN MONTÓN DE AÑOS? POR ALGUIEN QUE YA ESTABA MUERTO, POR LO MENOS EN MI VIDA EL YA NO ESTABA VIVO. PERO NO. NO ES ASÍ, EL AMOR NO TERMINA PORQUE ALGUIEN TE ABANDONE O SALGA DE VOS COMO SI NUNCA HUBIESE ESTADO AHÍ. NO, RESULTA QUE NO, RESULTA QUE SI SE MUERE, VOS, YO EN ESTE CASO, ME INCENDIO DE AMOR Y APAGO EL FUEGO CON LÁGRIMAS QUE NO PARAN DE BROTAR, Y BROTAN LOS RECUERDOS, BROTAN LOS BESOS APASIONADOS, LOS CUERPOS REVUELTOS, LAS RISAS INFINITAS, LAS PALABRAS, LOS SECRETOS, LA CONFIANZA DE SABER QUE CUANDO ESTÁBAMOS JUNTOS ESTÁBAMOS EN CASA, SOBREVIVEN LAS MIRADAS COMPLICES, LOS PIES QUE SE BESAN DEBAJO DE LA MESA, LA PIEL QUE SE ROZA SIN QUERER Y ARDE, QUEMA, TRANSPORTA, VUELVE TODO, VUELVE ESA MIRADA QUE NUNCA MAS NADIE VA A MIRAR, VUELVE ESA NECESIDAD ÚNICA E IRREPETIBLE DE ESTAR CON EL, DE ELEGIRLO OTRA VEZ, DE PERDONARLO OTRA VEZ, DE ESPERARLO OTRA VEZ.....Y MIENTRAS EL VIVE, VOS PENSAS QUE QUIZÁS TAL VEZ, QUIEN SABE ALGUNA VEZ, SE CRUZARAN EN ALGÚN AEROPUERTO, EN UNA CALLE, EN UN NEGOCIO Y SE VAN A MIRAR Y VAN A ARDER, SOÑAS SABES QUE NO, PERO EL ESTA EN ALGUNA PARTE Y VOS SABES QUE AHÍ ESTAS VOS, JOVEN, DIVINA, TURGENTE, ESTAS AHÍ EN SU CABEZA, EN SUS RECUERDOS Y DE VEZ EN CUANDO PODES FANTASEAR Y JUGAR A SER LA OTRA, LA QUE FUISTE, LA QUE EL SE QUEDO. PERO NO, EL TIPO VA Y SE MUERE, Y SE LLEVA A LA JOVEN, DIVINA, SE LLEVA TUS PALABRAS DE AMOR, SE LLEVA TU PIEL ARDIENDO DE DESEO, TU RISA, SE LLEVA TODO Y VOS SENTÍS QUE YA NO ESTAS TAN VIVA COMO ANTES, QUE YA NO HABRÁ POSIBILIDAD, QUE NO VAS A SER NUNCA NUNCA MAS LA QUE FUISTE, PORQUE EL, ESE QUE YA NO ESTA, SE LLEVO TODO LO QUE VOS ERAS CUANDO ERAS CON EL, JUNTOS, SEPARADOS QUE IMPORTA? VIVOS, ESTABAN LOS DOS VIVOS
.

sábado, 3 de agosto de 2013

LADRILLOS VIVIENTES



por Kety Mangione, 02/08/2013
post. K.M



ESTOS DÍAS PASADOS, EN CASA HUBO HUÉSPEDES, MI HIJO, MI NUERA Y LA PEQUEÑA PRINCESA DE LA FAMILIA ,QUE EN TRES DÍAS CUMPLIRÁ 6 MESES, PASARON UN PAR DE SEMANAS EN CASA PORQUE ESTABAN EN OBRA EN LA DE ELLOS, HOY SE VAN, O SEA DEJAN DE DORMIR EN CASA, PORQUE LA VERDAD ES QUE CUANDO ELLOS ESTÁN YO ESTOY TRABAJANDO, Y CUANDO LLEGO ELLOS YA NO ESTÁN, CON LA NENA SEGUIRÁ TODO IGUAL, YO LA CUIDO TODAS LAS TARDES Y ESO NO CAMBIA, NO OBSTANTE MAÑANA LA CASA SERÁ OTRA, LA LUZ DE LA MAÑANA SERA OTRA, LOS RUIDOS, EL SILENCIO QUE MIS PIES DESCALZOS SE IMPONEN AHORA, SERÁ DISTINTO, LAS PAREDES RESPIRARAN DESPACIO Y EXPIRARAN SUSPIROS CANSINOS, EL PERRO SEGURO NO EMITIRÁ ESOS CHILLIDOS AGUDOS Y MOLESTOS QUE EN VANO TRATO DE ACALLAR TODAS LAS MAÑANAS, MI ANIMO SERÁ DIFERENTE, NO ME VA A IMPORTAR SI DEJO ALGO TIRADO, NI SI LA PILETA QUEDA LLENA DE CACHARROS SIN LAVAR, AHORA , TODOS ESTOS DÍAS, TODO ES IMPORTANTE, TODO COBRA UNA DIMENSIÓN TAN ANORMAL COMO COTIDIANA, ELLOS DUERMEN EN EL CUARTO, YO REDESCUBRO ESE ANDAR ACOMPAÑADA DE GENTE QUE DUERME, VENGO DE UN DESPERTAR SABIENDO QUE AL OTRO LADO DE LA PARED HAY UN BEBE EXHALANDO UN ALIENTO DULCE, A VECES UNOS BALBUCEOS Y OTRAS REGALÁNDOME UNA SONRISA TEMPRANERA PARA DEJARME EL ALMA EN ON ANTES DE IRME AL TRABAJO, NO HAY TRAGEDIA, NI NOS VAMOS A DESPEDIR A LOS ABRAZOS CON LÁGRIMAS , COMO CUANDO VIENEN LAS VISITAS TAN AMADAS, NO VA A PASAR NADA DE ESO, PORQUE VIVEN A UNAS CALLES DE DISTANCIA Y LA RUTINA DE VERNOS TODOS LOS DÍAS NO VA A CAMBIAR, PERO LA CASA NO SERÁ LA MISMA, PORQUE CLARO, ELLA ESTA ACOSTUMBRADA, SABE QUE CONMIGO LE TOCO SER DE PUERTAS ABIERTAS, DE HORARIOS NO CONVENCIONALES, DE RUIDOS NO RUTINARIOS, LO SABE Y POR ESO CON CADA CAMBIO SE RE-ACOMODA Y PASA LAS PRUEBAS, PERO ES CIERTO QUE CON LA DUEÑA QUE LE TOCO EN SUERTE NUNCA SE SABE Y MÁS AHORA QUE LA VIDA NOS LLENO DE NIETOS QUE HACEN DE LAS DOS, CASA-KETY, LO QUE SE LES ANTOJA.
Yo soy de las que tienen la casa viva, todas mis casas han estado vivas, han atesorado en su interior los latidos , las risas, han vibrado de emoción y se han encogido de miedo, siempre tengo la fantasía de volver a las casas donde he vivido, solo para ver como las paredes me reconocen, para sentir los ecos de nuestro paso, para ver el presente de vidas pasadas. Las casas, todas, son el espejo más fiel de sus habitantes, no hay nada que defina mejor ni más fielmente a una persona que su casa.
Por eso la mía esta noche suspirará por los rincones y andará melancólica unos días, las plantas se pondrán mustias, se tornará detallista y obsesiva , por suerte le durará poco,  como su dueña se erguirá orgullosa y como buena anfitriona se prepara para la próxima visita, esta casa de puertas abiertas que mañana amanecerá con los gritos de mis nietos mayores y los ladridos chillones de Piluso no se va a permitir tristezas ni depresiones.
Las puertas están siempre abiertas literalmente, aunque nos hemos vuelto más selectivas con los años y solo aceptamos a gente que nos quiera y nos trate bien, que no pida permiso porque se sabe en su casa, que sea elegante, divertida, agradecida y que no importa de donde venga, ni cuales sean sus elecciones personales, lo único que importa es que nuestros códigos éticos y morales sean los mismos, que la vida sea lo más importante, que el respeto y la alegría se junten para enarbolar la bandera de los sueños compartidos, que quieran bailar en las fiestas y que ayuden a levantar los trastos después del baile.


sábado, 20 de julio de 2013



A NUESTRO QUERIDO JONATHAN. in memorian
3ra. edición









escribe K.Mangione
20/07/2013 POST, KM

ESTA NOTA FUE PUBLICADA EL 20 DE JULIO DE 2008,
CREO QUE FUE LA MÁS COMENTADA Y UNA DE LAS MÁS LEÍDAS.
DICE COSAS MUY SIMPLES, QUE TIENEN QUE VER PRECISAMENTE
CON LA COSA MAS GRANDIOSA DE LA VIDA: LA AMISTAD
ESPERO QUE LOS NUEVOS LECTORES LA DISFRUTEN Y LOS
INCODICIONALES DE SIEMPRE LA RELEAN.



La ultima vez que pase un día del amigo en Buenos Aires, fue hace 11 años, lo escribo y me recorre un frio helado por todo el cuerpo, aunque la temperatura ambiente de este cuarto de la computadora debe ser en estos momentos de unos 32 grados, y también fue la última vez que
que me puse un pullover de cuello alto en julio, Nahuel (mi nieto) no existía, y mi hijo mayor (Mariano) hacia ya unos meses que estaba en España, el cuadro digno de un cuento de Polli Beard, se completaba con mi perro Jonathan, un salchicha hinchapelotas que se había quedado paralitico 4
años antes, pero como era un digno integrante de nuestra desmesurada familia, no se rendía con facilidad, y andaba como loco con sus dos patas  delanteras y hasta se animaba con las escaleras si intentábamos dejarlo arriba  o abajo sin su consentimiento. Pero esa semana de julio, no empezó bien tenia la mirada perdida, se pasaba horas mirando la puerta de entrada y únicamente agudizaba sus sentidos o levantaba las orejas cuando veía encenderse la luz automática del pasillo en los horarios que solía llegar Mariano a casa. Casi no comía y nos miraba (a mi hijo menor, Pablo y
a mí) con una tristeza enorme, tenia los ojos como empañados y una expresión de cansancio que nos partía el alma, yo solía decirle- No das más no? Y sí, no daba más, el 18 de julio entro en una especie de transe,  salimos disparados a la veterinaria y el panorama era extremo, análisis,
radiografiás, suero, inyecciones y nada, la temperatura no subía, lo llevamos a casa y esa noche dormimos en turnos de dos horas abrazados a el, envuelto en frazadas y con tres estufas alrededor, más todo el amor de que eramos capaces, y la temperatura subió y con ella nuestra esperanza
y nuestra alegría, a la tarde y después de mas inyecciones y mas suero y más todo, hizo pis y lo festejamos gritando y llamando al tercer mosquetero que se desesperaba a distancia, y nos relajamos un poco más. Pero el 20 de Julio, el día del amigo, envuelto en gruesas frazadas y con las estufas al ladito dijo Basta, le faltaban 9 días para cumplir 14 años y todo ese tiempo había sido nuestro y nos había manejado a su antojo. Era un perro piola, no era un estúpido perro fiel, era jodido, tenia carácter y estaba tan loco como nosotros, era calenton, celoso, pajero, no obedecía ordenes de ningún tipo, meaba y cagaba en cualquier parte, menos en la calle obviamente,
osea era un fenómeno. Ese 20 de julio era el final de muchas cosas, pero yo no lo sabia, tampoco
lo sabia mi amiga del alma, Martina, que ese día sabiendo que toda mi atención estaba puesta en Jhoni y no habría oportunidad de copetear a gusto, (como en otros tiempos, cuando nos metíamos en la Parrilla Rosa y salíamos tambaleando los tacos por el empedrado de Recoleta, mareadas
de la sangría mas alucinante del planeta y parando cada media cuadra porque era imposible caminar dobladas de risa) decía, quiso darme una sorpresa y paso por el laburo, pero no pudo ser, yo ya estaba en casa, con el pobre salchichón que agonizaba sin remedio, Daneri, sí, el mismo de la foto, también fue de la partida y pasó toda la tarde aguantando estoicamente mi perorata desesperada, cuando veía que se podía, metía un bocadillo, tratando de aportar algo de cordura y haciéndome
ver la realidad, como siempre bah, con la dosis justa de calma y la inmensa comprensión de quien no tiene las mismas ideas, ni tiene perro y si lo tuviese Actuaría de otra manera, y sin embargo se queda toda una tarde bancando y haciendo equilibrio entre una amiga , su hijo y un perro moribundo.
Esa noche cuando Jonathan se dejo llevar y se relajo, lo hizo entre amigos, Diego
y Charly, amigos de Pablo y Mariano, estaban ahí haciendo el aguante y fueron ellos
los que tomaron las riendas cuando nosotros no reaccionábamos y con ellos llegamos a la medianoche a Wilde, para enterrar a nuestro querido perro bajo la añosa higuera de mi infancia.
Al día siguiente ya no éramos los mismos, nunca más seriamos los mismos , no hubo revancha, unos meses después estábamos en España empezando de Cero, como muchas otras veces, pero lejos muy lejos de nuestros amigos.
Será por eso que cuando el 20 de julio se acerca me invade esta sensación de perdida
inconmensurable. Cuesta toda una vida encontrar un par de almas en las que mirarte y reconocerte, cuesta más todavía ser merecedores de ellas y cuesta mucho pero mucho no tenerlos a mano, por suerte ellos son conmigo y yo no soy sin ellos y así vamos tirando…(para no vender la escopeta)
Son épocas de muchas decepciones y pocos logros, en el mundo entero y en Argentina en particular, no se transitan los mejores tiempos, pero tampoco los peores y tenemos que aprender a ser felices, a cortejar a la vida, a ponerle ganas a la mañana , a rendirle homenaje a nuestros muertos para ser capaces de respetar y querer a los que están vivos y la pelean, aún desde los golpes mas profundos.
Yo me digo eso cada vez que estoy a punto de bajar los brazos, -no tenes derecho- y pienso en mis queridas amigas que perdieron a sus hijos amigos de los míos, en las circunstancias mas tremendas imaginables, y se levantan cada mañana con ese peso en el alma y sin embargo todavía tienen lagrimas para sus otros hijos, risas para sus hermanos y manos para una sociedad que no siempre es justa, pienso en Laurita, que nunca llego a cumplir 15, porque Cromañon se llevo con el fuego su prematura y prometedora vida y el 80% de la vida de sus padres para los que también será muy difícil festejar no solo el día del amigo, si no cualquier cosa festejable- Así que vos, si vos de que te quejas?
Dale, vos que podes, juntate con tus amigos, y emborrachensen, quieransen, mimensen.
Como cae sábado hagan doblete y empiecen a festejar el 19 así hacen felices a los amigos de Fontanarrosa y le dan por culo a los yanquis, que se van a querer matar.



EL QUE TIENE UN AMIGO, NO TIENE DOS.

jueves, 27 de junio de 2013

LA CANCION PERFECTA

REEDITANDO VIEJAS LOCAS (COMO DICE MI AMIGO FERNANDO DANERI
escribe. Fernando Daneri, o Irma la más Dulce.
post. por Km 27/6/2013



MIRANDA! Y SU CANCIÓN PERFECTA
LA CANCIÓN MÁS BALA DEL MUNDO? NA, AGUANTE MIRANDA! ///
Y ADEMÁS: MICKY VAINILLA HAZE UNA CRÍTICA NAZI SOBRE EL NAZISMO? EPA!






La teoría de los dos retornos!

Para variar voy a decir una barbaridad: Toda persona que se interese por aprender y/o reproducir las reglas básicas del relato clásico debería analizar y/o imitar la extraordinaria (sísí) letra de la canción Perfecta del grupo pop argentino Miranda!
Hoy es más útil y/o entendible que La poética de Aristóteles!! Perdón maestro, pero el tiempo pasa y renueva inevitablemente.

Mi padre solía decir que algunos tangos eran como óperas, esa propuesta explicaba el regocijo y la admiración que generaban en él los grandes poetas/letristas del tango y subrayaba el poder de síntesis que ellos tenían: Cuentan en cinco minutos lo que a otros (géneros y personas) les lleva al menos dos horas.
Además, como si fuera poco, cuentan Todo, no falta Nada: la historia, la moraleja o enseñanza, la circunstancia y la peripecia están desarrolladas por completo, todo cierra. Síntesis.
La síntesis es una función, una característica fundamental y a la vez básica del arte, implica la captura de algún valor social, de un relato, sensación o sentimiento que circula y que el artista Pinta como nadie. Es síntesis en un sentido espacial social, achica, reduce algo más amplio, algo que hasta entonces estaba repartido entre todos y que el artista captura y traduce reflejando Lo que todos queríamos decir o lo que todos pensamos o sentimos alguna vez. En los mejores casos además la obra nos aclara algún punto oscuro, nos agrega algún dato nuevo, nos provoca algún tipo de movimiento interior, generando una satisfacción extra a la mera pericia técnica que se esgrima en la obra.
Es este el caso de la canción Perfecta de Miranda! Hay en la construcción de la letra algo de lo más profundo de la tradición narrativa, además de estar acompañada por una música simple y compleja al mismo tiempo, simple porque expresa ese latido característico de la música popular (lo que Charly García suele llamar Constant Concept), ese trencito, ese corazón, ese ritmo que nunca se detiene (aún cuando uno termina de escuchar la canción) y compleja porque superpone diversos géneros, los disuelve y hermana: reggae, cumbia, pop, tic, tac.
Sorprende la acusación? de Bala, Cheta o Frívola, sobre todo porque se trata de una canción de AMOR y siendo que además el código del lenguaje utilizado es claramente POPULAR.

Voy a expresar un temor que me aqueja y es que los populares me acusen de superfluo y que los intelectuales… también me acusen de superfluo! Es una lucha. Y/o


Hagamos un anali de la letra. Por arriba nomás, no se asuste compañero

Tan pronto yo te vi

No pude descubrir

El amor a primera vista no funciona en mí

En estos primeros tres versos breves ya se define la base de los que se nos va a contar: hay un protagonista que relata y que nos dice quién no es (descripción del personaje), hay un otro en el relato (segundo personaje o contrapersonaje a quien dirige su decir), hay un vínculo entre ambos (yo te vi), hay un conflicto (no pude descubrir, no funciona) y hay un tema: El amor

Después de amarte comprendí

Que no estaría tan mal

Robar tu otra mitad

No me importó si arruinaríamos nuestra amistad

No me importó, ya que más da

Aquí hay un salto temporal, una elipsis, pasamos de saber que hay un vínculo a que ya ambos personajes se aman y que el vínculo original era/es la amistad.
Aparecen elementos subjetivos que convocan un estilo o género, apuntando en este caso hacia lo transgresor o delictual, que podemos definir como policial (robar, no me importó) y que implican o bien una contradicción moral en el personaje que relata o la simple contradicción entre moral y deseo: transgredo porque creo que hay algo que transgredir, si fuera normal no haría falta transgredir, no lo sentiría como transgresión.
Al mismo tiempo la elección de lo transgresor o delictual da cuenta de una valoración positiva de ese estilo por parte del autor en términos dramáticos, significar que lo que se está haciendo implica atravesar una prohibición (aunque en este caso no se trate de algo grave para la moral media pero sí en el sentido de cambiar las reglas del vínculo) agregaría algo de tensión al relato, reforzaría el conflicto

Éramos tan buenos amigos hasta hoy

Que yo probé tu desempeño en el amor

Me aproveché de que habíamos tomado tanto

Te fuiste dejando y te agarré

A pesar de saber que estaba todo mal

Lo continuamos hasta juntos terminar

Cuando caímos en lo que estaba pasando

Te seguí besando y fue

Finalmente (pasaron dos estrofas nomás, eso si que es síntesis) se toma conciencia plena del cambio de status del vínculo y a la vez se entiende que este cambio se da por la existencia del status anterior, queda claro que no solo el personaje/relator siente que está transgrediendo y que hay algo malo en ello sino que también se incluye en esta sensación al segundo personaje. La duda, la contradicción va creciendo y ya no puede detenerse y al agudizarse la única solución posible es más transgresión, el relator se convierte casi en violador, en un delincuente liso y llano (me aproveché de que habíamos tomado tanto, te fuiste dejando y te agarré).
Están atravesando las aguas de la prohibición, les resulta gozoso y culposo al mismo tiempo, la tensión entre moral y deseo alcanza el punto máximo



(CORO)
Solo tú, no necesito más

Te adoraría lo que dura la eternidad

Debes ser perfecta para

Perfecto para

Perfecta/o para mí, mi amor

Como fue que de papel cambié

Eres/as mi amiga y ahora eres mi mujer

Debes ser perfectamente

Exactamente

Lo que yo siempre soñé

Upa! Se resuelve? En el ideal?
Todavía quedan rastros igual (cómo fue… eres mi amiga y ahora mi mujer)
Pero eres perfecta para, perfecto para…
Ay, ay, ay…
Qué se necesita para que un relato devenga en tragedia?
EL IDEAL! Que a la ruptura y el fracaso le haya precedido la situación ideal.
Sigamos, a ver…

El tiempo que pasó

Resultó aún mejor

Nos conocíamos de antes y sabíamos

Lo que queríamos los dos

Entonces el amor

Nos tiene de rehén

Seré tu eterna enamorada y te aseguro que

Todas las noches te amaré

Ah, okey (se puede decir okey o es muy extranjerizante?).
Hay una base real, histórica para apostar al ideal (nos conocíamos). La transgresión ha resultado exitosa, valió la pena el riesgo, el que no arriesga no gana y así…
Lo delictual sigue presente pero ya es claramente positivo (entonces el amor nos tiene de rehén)

Dejamos acá porque lo que sigue es repetición.

Es un gran relato, una síntesis perfecta de una situación tan habitual hoy en día y descriptiva no sólo de la transformación de un vínculo sino también de criterios, de valores de esta época.
Una gran canción pop-ular, de amor, de pos personas que se arriesgan al amor y encima les sale bien!

Será eso lo que molesta?








LA ACUSACIÓN INDIRECTA Y DIRECTA DE PETER A MIRANDA!
A PROPÓSITO DE MICKY VAINILLA O HABLEMOS DE MICKY VAINILLA A PROPÓSITO

Ese personaje creado por Diego Capusotto: Miki Vainilla se expira y aspira claramente en Ale Sergi, el cantante más culino de Miranda! o si se quiere en Miranda! toda todita acusándola y acusando de algún modo a todo el Pop de energúmeno y dictatorial. Hay que sentirse muy supremo de pollo para creérsela así


Pongamos un marco teórico, un su-pongamos:

La verdad absoluta es alienación.
La razón pura, delirio.
Toda afirmación es autoritaria (en tanto niega todo lo que ella no es)
Entonces… Todo es relativo? Todo da igual?
Ná. Podemos opinar, criticar o simplemente convenir: la ley.

Artículo 1: El que roba es un ladrón y el ladrón debe ser penado.

Está bien? Está mal? Qué diríamos en términos absolutos o puristas?
No importa, es lo que convenimos y ya, si no nos gusta tendremos que cambiar la ley.

Criticar? Y… se parece al autoritarismo, hay que colocarse fuera del asunto, verlo desde lejos. Desde dónde? Con qué derecho? Complicado. Aunque esta columna es la del Criticón y por ahí algo se desliza.
A ver otra cosa…

Opinar? Sí, claro.
Pero… es un truco, yo digo opino y digo cualquier cosa.
No. Hay reglas? Si señalo, acuso, cierro, no opino.
Opino si digo yo pienso esto, veamos qué pasa, qué te parece. Me comprometo, muestro quién soy. La opinión obliga a estar siempre abierto, aunque más no sea a que el otro nos diga que está totalmente en desacuerdo, aunque nos diga lo que diga.
Eso sí: fundamentá, querido, arriesgate al diálogo, hacete cargo, decí lo tuyo abiertamente.

Tú y Yo, ambos tenemos los mismos derechos y deseos de libertad. Punto y apártate. Jás!

Aguante Miranda! Y don Aristóteles también, seeeee…..

jueves, 16 de mayo de 2013


Lorenzo Quinteros en Final de partida de Samuel Beckett









Es el día 15 de julio de 2008 y estoy sentado en una mesa del bar ABC de Castillo y Scalabrini, Ciudad Autómata de Buenos Aires. La cita era a las 18:30 y podíamos charlar hasta las 19:15 porque después el maestro tenía que dar una clase. Otra más o una nueva, como desde hace 30 años? Sí, más o menos, tal vez más que menos.
Son las 18:52 y no llega, ya lo doy por perdido, voy a pedir la cuenta mientras en Crónica Tv veo y escucho lejanamente a bUzzi que habla de la justicia distributiva flanqueado por la Sociedad Rural, Barrionuevo, la CCC y la Pú que te Pé.
Le comenté a Lorenzo (Quinteros) que me había quedado una frase de la charla post 2° función preestreno de Final de partida, la obra de Beckett que está haciendo con Pompeyo Audivert en el Centro Cultural de la Cooperación: Salir del comedor.

Mi comentario fue que el sólo hecho de ver algo fuera del costumbrismo ya era un placer y él desde ese dulce cansancio que deja una función tan al palo como en particular lo exige esta obra, sonrió y dijo:

Salir del comedor.


Y entrar al bar? Sí. Llegó. Un tanto disfónico, preocupado:

Lorenzo: Ya te ibas, no?

Entrevistador: Y, casi. Uy, tenés la voz complicada y queda poco tiempo… Lo dejamos para otro momento?

Lorenzo: Como quieras… Grabá, grabá…

Y entonces grabo, obvio.





Transcribo casi todo tal cual y todo gira en derredor de la obra, de Final de partida, de Beckett, pero se abre y se habla de tantas otras, más, cosas:


Entrevistador: Te digo la verdad (ahí estoy grabando pero después cuando charlemos te lo acerco porque sino). Pensaba, andará bien o no?

Lorenzo Quinteros: Muy bien.

E: Porque justamente, es un tema. Lo que te decía, no. Hay tan poca… o por lo menos… Claro, lo que pasa es que el público de teatro es otro… Tan poca predisposición, pareciera, no, a ver cosas que no sean costumbrismo, realismo…

LQ: Sí. Al mismo tiempo hay un público medio cansado, también, de un teatro que no cuenta nada, que no… (E: te lo voy a acercar porque sino la voz…), que no… más que nada que no significa nada, que no te conecta con nada profundo.
Hoy recibí un mensaje de un amigo que estuvo ayer y me hablaba todo el tiempo del grado de conmoción con el que salió. Me mandó un mensajito de texto. Se acordó de su madre, veía en nosotros personajes de su pasado más remoto… que salió… totalmente conmovido, y eso la gente lo está extrañando en el teatro. Se está haciendo un teatro muy, muy que no pasa nada, como que se lo hace apropósito, esta cosa de cierta superficie plana, no, meramente literaria, digo. Un teatro de la liviandad. Y Beckett propone, o por lo menos la versión que nosotros hacemos, propone casi una humanidad salvaje. Los tipos están como en un estado de excitación y de… Esta cosa de brotar sangre, por ejemplo, que lo marca una acotación de Beckett. Es una acotación fantástica.

E: En qué parte? Eso no lo pesqué.

LQ: No, es una acotación al principio. Los tipos que están rojos y viste que hay un momento que él (Él es Pompeyo Audivert/Clov) me pregunta a mí (Mí es LQ/Hamm): Sangraste? Y le digo: Menos. Por eso el maquillaje rojo. Viene de ahí. Son personajes que están vivos, super vivos. O sea, no están congelados como a veces sucede con las versiones de Beckett, que los congelan, los colocan en una situación abstracta, te diría.

E: Lo que pasa es que ese es también un hallazgo del laburo que hicieron ustedes, porque, digamos, por lo menos visto desde afuera, si uno leyera el texto nada más, suena como muy abstracto. Suena difícil, digamos, de humanizar o de verlo carnalmente.

LQ: Yo te diría que si lo leés con atención, y más que nada si lo actuás, o sea, si lo llevás a escena, que es como mejor se leen los textos teatrales, tiene muchas capas. Está esa capa, esa zona o sea… llamémoslo capa. Esa capa, diría, cósmica, metafísica. Pero está la otra que es la de los seres humanos miserables que pelean por un pedazo de pan, que se pelean por si lo puso en el centro o lo puso un poquito más al costado. La miseria humana aparece por todos lados y también lo familiar.

E: También. Es verdad eso.

LQ: Claro. Esta pareja: pueden ser padre e hijo, pueden ser hermanos, pueden ser compañeros de trabajo. La relación que establece con los padres que los tiene ahí encerrados. También hay vínculos atravesados de esta cosa metafísica, que también la tiene, de una suerte de, yo te diría, cosa familiar, cotidiana, doméstica, casi. Eso es muy interesante.

E: A mí eso, bueno, fue lo que charlamos también por teléfono, apenas saliste de la función, estabas ahí todavía con esa fatiga de fin de función, y te dije: Ya el hecho de ver algo que no sea costumbrismo para mí es algo placentero y vos me tiraste la frase esa que me quedó: Salir del comedor. Y hay una cosa, no. Bah, no sé cómo lo ves vos. Hay una división posible en el arte que podría ser: La reproducción de lo real con distintas estilizaciones, bla bla blá y la apuesta a la creación de algo novedoso…

LQ: A lo poético.

E: A lo simbólico, a lo poético. Esto está clarísimo en la obra de Beckett, me parece, no?

LQ: Está clarísimo. Y Beckett en ese sentido creo que hoy en día es necesario. Porque se ha abusado del teatro referenciado a la realidad. Hay toda una generación, bastante extensa que hizo una dramaturgia anti mensajista, contra los años 60, 70, contra un teatro que debía darle un mensaje al espectador, a la humanidad. Pero pasaron a una cosa que es una especie de realidad paródica en el escenario. Entonces aparecen otra vez los living comedor, las habitaciones, las fiestas de cumpleaños, el escenario otra vez está invadido por lo real y no se construye una metáfora potente de la condición humana. Y a Beckett en ese sentido no hay con qué darle, es muy potente. Pero no solamente Beckett, yo creo que Beckett es el más, el más filoso en ese sentido o el más hondo. Pero esa generación…

E: Quién más estaría ahí?

LQ: Y yo diría Pinter, yo diría Ionesco, incluso, a pesar de que tiene un tono más farsesco, más humorístico. Es más superficial. Yo creo que es esa generación de los años 50, 60, que después de la guerra tomó consciencia de que el hombre estaba devastado no sólo por fuera sino también por dentro.

E: Es la generación de post guerra. Mirá que distinto. Por qué sabés qué pensaba? Recordaba el fenómeno del cine de la post guerra, el neorrealismo y lo emparentaba con esta suerte de repetición de tanto costumbrismo, realismo, etcétera. Pero claro, el cine obviamente es un espacio distinto al teatro. Pero está bueno, esto, digo. Qué reacción distinta la del teatro a la del cine. No?

LQ: Sí. Eh, bueno, creo que el teatro del absurdo, que también tiene representantes en Estados Unidos, con Albee y otra gente, fue un movimiento necesario para el teatro que rompió con las estructuras tradicionales de causa-efecto, todos los personajes deben tener un por qué, para qué, de dónde vienen y a dónde van, qué hacemos acá… Está todo como aclarado, como si fuera la razón de la dramaturgia. Pero en esto (Beckett) se trabaja en otro sentido, esos personajes se van construyendo en la propia escena, no hay un afuera referencial, son ellos para ellos mismos. Y entonces por eso tanta, yo diría, tanta relación con el teatro, el gran teatro universal que tiene Beckett. Con Calderón, por ejemplo, con Shakespeare. Porque si vos en realidad reducís la referencia externa a lo más mínimo, lo que te queda es el teatro de la vida o la vida del teatro. Los personajes están viviendo escénicamente. Lo primero que nos impactó fue todas las referencias que ellos hacen al aquí y ahora cuando dicen: Qué estamos haciendo, Cómo nos va, No estás harto, Cómo va esto, Avanza, avanza. O sea, está hablando de la escena, la escena avanza o no avanza, la escena tiene sentido o no tiene sentido.

E: Sí, el propio relato. Pareciera que se refiere al propio relato, no.

LQ: Claro. Lo que queda son las palabras.

E: Y es, digamos, la primera vez que se rompe hasta con la lógica del lenguaje, si querés, dramática? O sea, hay frases que por así decir, no tendrían sentido en el habla coloquial o en una escena coloquial. Digamos, es la primera vez que ocurre en la historia del teatro, no hay precedentes?

LQ: No. Hubo antecedentes. En principios del siglo pasado con el surrealismo, el dadaísmo, que hacían disparates. Pero era más bien, yo diría, una actitud petardista. No construían un teatro. Acá se construyó un teatro distinto, un teatro donde, donde tampoco entra Brecht, porque tampoco es un teatro que se plantea mostrar algo de la realidad para corregirla. Crea una realidad en sí misma, el ensimismamiento del teatro de Beckett es una propuesta realmente distinta.

(Desvío. Lorenzo atento a su té se dirige al mozo: Hola. Me das limón?)

E: Ahora. La creación de esa nueva realidad, el hecho en sí, pareciera ser una crítica a la realidad cotidiana. El hecho en sí, de crear una nueva realidad, no es criticar la realidad, como decíamos antes, en términos costumbristas? O es otra historia?

LQ: Eso que decís vos pasa más en Ionesco. Ionesco sí critica, por ejemplo, a la pequeña burguesía europea que vivía dentro de la guerra e incluso la había provocado, porque los seres humanos provocaron la guerra y después jugaban a ser indiferente a ella. No? Beckett me parece que va más allá y habla de la relación del ser humano con el universo, con él mismo. No ya en términos de living comedor, como decimos, no en términos de la existencia cotidiana.

E: Hay algo más metafísico, no, no sé si metafísico, digamos, filosófico en la propuesta?

LQ: Yo creo que sí. El habla de qué pasaría si existiera esta destrucción final. Los pocos que queden cómo serían? No son tan roñosos o peor que estos… (risas) No lo salva al hombre.

E: Sí. Por lo menos en “Final de partida” tampoco hay una sensación de condena.

LQ: No. De condena no.

E: Yo lo que te decía respecto a la crítica era más en el sentido de no utilizar signos o elementos de la realidad. Prescindir de eso, digamos. No crítica en el sentido político, bué! es medio político.

LQ: Sin embargo la realidad que aparece, pero que aparece en esos casos extremos, por ejemplo: la relación que establece la humanidad hoy en día con los niños. Con los viejos si querés también pero sobre todo con los niños. A mí me conmueve mucho, la obra está llena de niños, son todos niños: el viejo que come confites, él que se mea encima, el otro que no sabe andar si no le dicen lo que tiene que hacer y por otra parte habla de ese niño en el relato, no. El niño dejado: Pan para su hijo, ah, eso es lo que quiere, pan para su hijo. Y al final ese niño que aparece mirándose el ombligo, al que lo van a dejar ahí, por supuesto. No lo van a salvar. El futuro está liquidado, o sea: No hay futuro.

E: La sensación, por lo menos desde el lugar del espectador, es como asistir al último minuto de la humanidad. Hay algo de eso para vos también?

LQ: Sí. Hamm se está muriendo, es evidente. Y todo hace pensar que Clov va a ocupar el lugar de Hamm. Pero ya no está más la madre, ni los padres. O sea, Clov, podemos imaginar en el sentido de realidad: Clov va a ocupar el lugar de Hamm pero va a estar sólo y se lo dice Hamm en un momento: Sabés una cosa, vas a estar sólo porque no tuviste piedad por nadie. O sea la última piedad la tiene Hamm. Mirá vos qué piedad. Y Clov está, nada, va a quedar como ese niño mirándose el ombligo. Porque la obra está permanentemente redefiniéndose en sí misma.

E: Sí. Hay una cosa de espiral interno y de explicarse a sí mismo. De creación de un mundo cerrado, propio, no. Con sus propias leyes. Y de vez en cuando algún contactito con el exterior: en la ventana, Y fijate si tal cosa… (Hamm le pide a Clov cada tanto que mire por una ventana de la escenografía y le informe qué ve). Qué además no sabe en realidad qué ve? Y hasta no se sabe si realmente hay mundo exterior, no?

LQ: No.

E: Si es una invención.

LQ: Para mí es una invención. Es una invención o son metáforas muy de post guerra, muy de un mundo arrasado por la guerra. Pero yo creo que es invención, es una escenografía, tan contundente como ellos los son como personajes, como ejemplo. Ellos son construcciones a la medida de una escena que puede seguir funcionando a pesar de que no sabe a dónde va. Es eso la obra, la obra no se sabe dónde mierda va pero va.

E: Es eso, sí. O sea, lo que queda en definitiva es eso. Como si fuera la pura mecánica de un relato, digamos. Mostrar lo mínimo que hay que tener para relatar algo, digamos. Pero por otro lado también hay un laburo sobre todo en tu personaje. O sea. Bah, yo el día que fui a verte, no sé si cuando saliste estabas cansado o siempre salís así pero había una cosa como que venías de un viaje largo…

LQ: Un viaje. Es un viaje. Hacer la obra es un viaje. Y creo que para los espectadores también. O entrás o no entrás. Hay algunos que no entran y No entran. Creo que los menos. Pero los espectadores también tienen un lindo viaje. Porque al no haber… Cada segmento de la obra en realidad es un desafío. Un desafío a tu inteligencia, a tu sensorialidad, entonces cada vez te comprometés más con la obra como espectador y como actor también. Yo, en ninguna obra como en esta viví la experiencia de que hay que vivir cada instante de la obra, no hay que preocuparse por lo que viene. Porque sino te metés en un kilombo infernal. Cada momento es El momento, y eso… Eso, en determinado momento no sabés dónde carajo estás (risas).

E: Está bueno. Es un buen desafío aparte para vos como actor? Hay que entrar y hay que salir de ahí después también.

LQ: Es una obra fantástica. Pero también tiene sus recursos que Beckett con mucha maestría los ha construído, no. La obra también cierra con un monólogo de ambos que son monólogos a espectador, no son textuales, eso hace que el actor pueda de alguna manera tirar ahí…

E: Escénicamente es como si fuera el mensaje, muy entre comillas, no. Ahora, no sé cómo lo ves vos, si es como una especie de chiste del propio Beckett o si verdaderamente hay una intención de dirigirse más directamente al espectador que en el resto de la obra.

LQ: Al espectador se remite al principio y al final, prácticamente. En un momento hay un chiste grande que es el del catalejo. Ve a la gente a través del catalejo. Pero al principio el personaje de Clov habla a la gente. A la gente. Un ser humano, diríamos, no. Y al final Hamm también. Y cómo le habla. Yo creo qué es un chiste pero lo del catalejo, yo creo que lo otro no es un chiste, es algo que Beckett quiere decir. Creo que quiere decir que el niño después conoce el frío, el hambre y después va a conocer la muerte. Y está condenado a eso… Creo que el padre es responsable. Creo que ahí hay algo que dice con claridad: El debe saber qué pasa en la tierra, ahora. El debe saber, no se haga el pelotudo.

E: Vos decís que hay una apelación a cierto compromiso, digamos.

LQ: Yo creo que sí.

E: Está bien. Y volviendo al principio de todo. Yo sigo, para mí es un tema central además de una cuestión de gusto, esta cuestión del arte costumbrista, realista… Por qué creés que cuesta tanto, especialmente en este momento Salir del comedor? Hay algo que tenga que ver para vos con los social, lo político? No tiene nada que ver?

LQ: Para mí tiene que ver con el Costumbrismo, por lo tanto tiene que ver con el Conformismo. Es un teatro que no le mueve el piso a nadie. La gente va a corroborar que lo que está haciendo está bien: Que es tener un living comedor, estar casados, tener hijos, tener un puesto en una empresa, querer ganar cada vez más plata… Me parece que… eso, no? El living comedor para mí es la expresión más nítida de la pequeña burguesía.

E: Yo sabés en qué pienso? Bueno, no se qué pasó en esa época en el teatro pero sí en el cine. En los 70 de golpe esa misma pequeña burguesía esperaba las películas de Buñuel, Fellini, de Bergman…

LQ: Bueno, pero son épocas distintas. Sin ir más lejos hace 10 años Federico León creó una obra que era un baño. (Se refiere a la obra titulada “Mil quinientos metros sobre el nivel de Jack”, estrenada en el Teatro del Pueblo en el año 1999).

E: Sí, buénísima.

LQ: Es un teatro… Federico creo que no es casual que de pronto no esté operando en este momento. Y lo que está operando en este momento son obras de living comedor. Por más que sean de su generación. Yo, lo acepto mucho, me parece que es un teatro que por algo el público lo va a ver. Pero son obras que es pura intriga, puro… muy, algo adentro de las cuatro paredes de la casa. De la seguridad de la casa. Federico se había metido en otra cosa. Después lo dejó, no. Y no sólo Federico. Yo creo que, digamos, resuena mucho eso, no, esas obras de él, donde no era el living la cuestión.

E: Bueno gracias, Master. Te voy a dejar terminar el tecito y el…

LQ: No, no. Seguí, si querés. Qué hora es?

E: No. Ya está. Son y cuarto (digo yo pensando en su clase y ahora me arrepiento. Podía haber seguido. Qué estúpido). Tenés que ir a dar clase vos, no?

LQ: Fijate cómo anda este experimento y que (se refiere a que le dije que era la primera vez que grababa con el telefonito, el celu y no sabía cómo iba a salir).



En la versión sonora no hay corte ni interrupción alguna, se corta abruptamente porque allí dejé de grabar, por cuestiones de compresión de audio pareze que habláramoz ziempre con la zeta. Es lo que hay. La transcripción que aquí han leído es la versión completa de lo que se grabó.
Falta la salida del bar, el acompañar al maestro hasta ahí nomás donde da la clase mientras le cuento que antes de entrar al ABC había pasado por su antiguo Taller-Teatro: El Doble, que queda ahí a la vuelta, en Aráoz y Loyola.

Lorenzo dice algo más o menos así: Se lo vendí a un artista plástico. Para mí fue lo mejor porque te obliga a salir de tu espacio, la gente no piensa que tenés todo cerrado y entonces te llama, te tiene más en cuenta.

Salir…

Salir del comedor, ir hacia el mundo, salir del encierro, poetizar, metaforizarse en medio de tanta retención, de tanto temor al otro, tanto ombliguismo, animarse a mirar un espejo en el que no nos vemos o si se quiere, un espejo que nos devuelve como fantasmas, complejos, a veces indescifrables, brillantes, miserables, humanos.


Fernando Daneri.-

jueves, 11 de abril de 2013










SI LA AGUJA SE MUEVE, EL HILO NO ENTRA.

escribe. KETY MANGIONE
POST. KM 11/04/2013


Por todo lo que pasa y por lo que no, voy llegando a unas conclusiones que son absolutamente discutibles claro, pero a mi se me antojan como el descubrimiento de la pólvora,  estoy cada vez más convencida que todo absolutamente todo es origen y consecuencia del que ordena y el que obedece, en todos los aspectos de la humanidad y la naturaleza, el amor, el odio, el perdón, las religiones, los cultos, la política. Lo asumimos así desde el principio de los tiempos y aunque nos invada la tecnología, aunque hoy por hoy mande más Google que cualquier enciclopedia ilustrada, sigue EL ORDEN natural,  alguien manda, alguien obedece y el que no una prenda tendrá.
Si la pregunta de quién fue primero, el huevo o la gallina me subleva, el resto de las imposiciones me trastornan y no por puro capricho trasgresor, es por desesperación de ser parte de un sistema, donde todo absolutamente todo esta decidido de antemano y más aún me saca de quicio el latiguillo repetido, la defensa a ultranza de cosas que no tenemos ni la más puta idea, pero en nombre de la fe o lo que carajo sea,  parece que hay que aferrarse, porque? A que? Si eran ya desesperante las cadenas de todo tipo que recibíamos por e-mail, (antes eran cartas que llegaban a tu casa, o te daban en la escuela y que tenias que copiar 500 veces si no se te moría el gato, el perro y a toda tu descendencia le salia un tercer ojo en el orto) a eso se le agregó Facebook, donde aparecen vírgenes, santos y dioses de todos los tipos y colores a los que hay que compartir, para que te iluminen, te guíen, te llenen de bienes materiales y te muestren la luz al final del túnel que se avecina si no compartis con al menos 200 de tus 5000 contactos el mensaje divino. Ante la catástrofe refugiate en el Soberano que no te va abandonar....a que ya te abandono? y se te murió media familia y perdiste todo lo que te costo 30 años construir, no importa, si el soberano lo quiso así es porque vos sos fuerte y vas a salir hecho un tarzán de los monos, tan fuerte que no importa lo lejos que te quede el cementerio, vas a ir corriendo ida y vuelta 2 veces por día, a que no encontraron los cuerpos?? no te hagas drama como el terremoto, maremoto, diluvio, temblor, tsunami o lo que mierda sea fue en semana santa, seguro seguro que esos cuerpos con alma y todo ascendieron a los cielos y por eso no los encontras. 
No es burla, para nada, es indignación, es bronca, de ver como la misma gente que te discute a muerte cualquier cosa y sale corriendo a comprobar lo que sea solo para dejarte pagando, que es super terrenal y te tira data todo el tiempo dejandote como un pelotudo, esa misma gente te lanza una sarta de consejos y sermones sobre la vida y sobre porque pasan las cosas, esto ojota, pasa en todas las religiones, todas son extremistas e irrealistas. Yo soy una persona de fe absoluta, es mi fe la que me hace levantarme todos los días, la que me hace ser buena gente, la que me motiva para estar presente en la vida de aquellos  que me importan. Es mi fe eterna la que me hace creer que hay más gente buena que mala, es mi fe la que me hace comprender que la mayoría de la humanidad necesita reglas y necesita obedecer órdenes, y también mi fe hace que eso me preocupe muchisimo.  En estos días repito mucho que Hitler no era tan hijo de puta, o en todo caso no era mas hijo de puta que los que obedecían y ejecutaban sus “desordenes”  y así Videla, Franco, Mussolini, Bush , Sadan o cualquier otro mesiánico desquiciado que este de turno para someternos cuando permitimos y nos regodeamos en ser sometidos, aún en la disidencia seguimos sometiendonos a las ideas y propuestas de otros. Mi fe radica en creer que hubo alguien hace miles de años con mucho poder de convicción, mucho huevo y con ideas totalmente revolucionarias y muy muy dictador y verticalista, alguien más parecido al Che Guevara que a esos señores de sotanas negras y pelito corto, alguien más rockero que operetero y más agnóstico que creyente, alguien que fue capaz de conducir y llevar a un pueblo a levantarse y luchar, que además lo consiguió a fuerza de lucha y sangre, alguien fuerte que logró no morir en la cruz, forma habitual de pena de muerte en aquellas épocas y quizás ayudado por sus propios seguidores, pudo levantarse y ponerse a salvo y de ahí nació la leyenda. Creo en la madre de Jesús,  humildemente y en mi mente calenturienta y realista, creo que fue violada por su padre, sin que ella supiera siquiera que eso era una violación y hasta tanto alguien no me demuestre que se puede concebir un hijo por arte de magia, voy a seguir pensando lo mismo, y por eso "hablo con esa mujer"  que fue sometida y fue capaz de huir y refugiarse en el hogar del buen José para tener a su hijo, quizás su propio hermano y de allí venga el bendito cuento  del padre, el hijo y el espíritu Santo, la historia la escriben los hombres, eso nos tiene que quedar más que claro, y esos mismos hombres siguen hoy alimentando el morbo, la desolación, la pedofilia. No creo bajo ningún punto de vista que el hijo de María fuera o ejerciera la castidad, era un hombre, un peregrino pobre y revolucionario, no era una trinidad era uno, tan grande habrá sido que construyeron a su alrededor todo tipo de leyendas. Pero nos tiene que quedar claro que la Iglesia no representa su obra, que el papa no es Pedro, ni Pablo ni Dios ni nada, que Moisés o Alá o Jehová, es todo lo mismo, que todo esta construido para dividir y así y todo uno sigue los preceptos, se casa, bautiza, bendice y esta bien o no, vaya uno a saber, lo que digo que me subleva es la obediencia debida y sus nefastas consecuencias. Seguir al rebaño, rendirse ante la autoridad a como de lugar. El miedo en cualquiera de sus formas paraliza y enturbia y vuelve a la gente servil y pusilánime, todos sucumbimos en algún momento y todos pasamos a invertir los roles como señal de venganza en algún momento, cuanto mas obedientes nos volvemos en determinados momentos de la vida más ira acumulamos, entonces como bestias heridas nos agazapamos en la oscuridad esperando nuestro momento de gloria y alguien pagará, los hijos en la mayoría de los casos, porque los consideramos propiedad y porque les dimos la vida, pasan a ser objeto de nuestra necesidad de invertir roles, los padres que otrora nos defenestraran con sus abusos de poder y un día se vuelven viejos y nos necesitan y llega nuestra hora de poder mandonearlos y ordenarles la vida, con todo tipo de palabras amenazantes e hirientes, la historia vuelve a repetirse mi muñequita dulce y rubia. Vemos a diario como una mujer cualquiera que seguramente fue o es golpeada, o violada en sus derechos o simplemente ninguneada,  le mete los dedos en la garganta a un bebe en una guardería y después le hace comer sus vomitos, lo vemos por la tele con asco con espanto, pero lo mas tremendo y espantoso es ver a los padres de los otros nenes diciendo que esta muy mal que se cierre el centro por una persona, que ellos no tuvieron ningún problema y que ahora donde dejan a sus hijos? Esto es lo terrible, no el que manda, no el que pega, no el que ofende, lo que realmente aterra es la obediencia, esa cosa de corderos soretes que tenemos todos, esa vena de criticar lo distinto, de erguirse en jueces, de guardar las miserias debajo del colchón, de acusar al otro solo por salvar un culo que finalmente te van a romper y con mucha más fuerza por ser testigo de las obras del miserable.
Y en esto los argentinos tenemos mucho de europeos mal olientes y teniendo lo mejor en casa siempre salimos a comparar y a desvalorizar y a buscarle la parte podrida y con gusanos hasta en la lechuga.
Necesitamos buscar ídolos a los que adorar cuando los tenemos en casa y desde siempre.
Todas las mujeres del siglo XX en el mundo entero soñaron con ser Evita, pero ella era Argentina.
Todos los futbolistas del mundo soñaron con ser Maradona y ahora Messi, pero son Argentinos.
Todos los revolucionarios soñaron con ser EL CHE, pero el es argentino, solo por dar tres ejemplos relevantes, de una larga lista de Argentinos ilustrísimos.

Nosotros tenemos y hemos tenido historias averrantes, dictaduras, e hijos de puta de todos los colores, pero no nos confundamos, nuestro pueblo joven e insurrecto ha tenido la suerte de tener mucha gente desobediente, agnóstica, contestaria y por esa razón nuestros hijos de puta son y fueron seguidos y obedecidos por grandes minorías, de haber sido nosotros el pueblo alemán , por citar un ejemplo nefasto, conducidos por Videla, Macera y Agosti, más la maldita policía, los desaparecidos hubiesen sido mucho más de 7.000,000 y hoy claro, no tendríamos una Cristina, pero tendríamos a una despiadada Merkel generando un holocausto económico en pos de salvar su horrible y gordo culo alemán.
Les dejo (AL PIE) esta reflexión que me mandó una querida  amiga cuando mis colegas laborales decidieron aplicar hace unos meses la ley de Obediencia y entrega a mi impresentable jefe, en contra de mi humilde humanidad, todos ellos muy creyentes, muy de ir a funerales y a misa, todos muy atentos a no perder un trabajo de mierda donde nos ningunean y nos destratan en forma permanente, todos llevándose las migajas que puedan en forma de monedas, o enseres, o comida, bebidas, toallas o jabón en polvo, no importa, hay que defender la mierda como sea, hay que permanecer, hay que agachar la cabeza ante la autoridad, hay que tolerar por miedo, por amor, por venganza, por vergüenza, lo loco es que en general el que realmente tiene hambre, el que realmente tiene necesidad, quizás es el más valiente, porque la comodidad nos vuelve temerosos y nos borra las ideas, nos apoltrona y no se porque razón nos obliga a buscar la aprobación de todos, nos quedamos así como vacas que van al matadero, con el hilo de baba, mirando a la nada, esperando el golpe certero que nos va a desnucar y aún sabiendo que viene el mazazo seguimos teniendo miedo, miedo, miedo.

UN SIMPLE INCENTIVO DE LA AUTORIDAD, LE PERMITE A ALGUNAS PERSONAS ROMPER BARRERAS ÉTICAS Y LEGITIMAR O JUSTIFICAR CONDUCTAS QUE A SIMPLE VISTA SON ILEGITIMAS. POR ESO HAY QUE VER QUIENES SON LOS QUE MANDAN PARA SABER QUIENES SON LOS QUE OBEDECEN.

domingo, 24 de febrero de 2013

HOJAS EN MARTE





UN CUENTO DE KETY MANGIONE
POST. POR K.M. 24/02/2013

y otro crimen quedará sin resolver....


Herminda Vallejos, todos los segundos martes de cada mes, se ponía su mejor vestido, uno que tenia guardado bien escondido al fondo del ropero, blanco con un galones de pasamanería decorado incaico de color turquesa intenso, no era muy largo, le llegaba hasta las rodillas, prolijo y sencillo se ajustaba perfectamente a su cuerpo curvilíneo y rellenito, se soltaba el pelo, se lo peinaba muchas veces hacia un costado, acompañaba el modelito con una carterita chiquita como un monedero de color violeta oscuro.
A las 4 de la tarde en punto llegaba a la plaza del pueblo, siempre llegaba 15 minutos antes para disfrutar un poco el paisaje, en este mes del año primaveral y verduzco. A las cuatro y cuarto en punto se oía el rugir del motor de la moto acercándose a velocidad moderada, las hojas que estaban desparramadas por el suelo de la plaza se arremolinaban y todo el mundo desaparecía, ella se quedaba sola sentada en la plaza y frente a ella había una enorme montaña de hojas de todos los tonos de verdes y amarillos, el hidalgo y caballero dejaba la moto atrás de la verja de madera y corría a su encuentro con un enorme ramo de flores frescas y perfumadas. Unos minutos después estaban revolcados y fundidos sobre el colchón de hojas, haciendo el amor desesperadamente, el recorría cada rincón de su cuerpo, despacio al principio, voraz y apurado en medio y lento y agitado al final, ella lo abrazaba con todo lo que tenia, con las piernas, con los brazos, con las manos, con los ojos y con la risa ahogada y discontinua. Antes de irse el la besaba amorasamente en las mejillas y peinaba con sus dedos los alboratados cabellos de Herminda Vallejos. El se iba en su moto, ella se iba a su casa, ese día todo le salía más que bien, la tortilla alta y esponjosa, la ensalada en su punto justo y el pollo a la parrilla era un manjar irrenunciable, aunque nadie se daba cuenta. Su marido llegaba como siempre cansado, callado y arisco, se quitaba los zapatos y se desparramaba en un viejo sillón a esperar el llamado para cenar, sus hijos un varón y una mujer adolescentes se hacían presentes con sus eternas riñas y discusiones peleando por ocupar el baño y despotricando por vivir en una casa donde solo hubiera uno. Ella etérea y divina, disponía la mesa y escuchaba en su interior su propia música, las imagenes de la tarde en el parque volvían a ella una y otra vez, y solo pensaba en el próximo mes y en próximo martes, como venia sucediendo desde hacia siete años.
Una noche, mientras cenaban en silencio y con caras adustas y enojosas, quizás por alguna pelea de esas que nunca faltaban, el noticiero escupía informaciones de todo tipo, corrupción, un hombre que había quemado a su pareja, un policía muerto al intervenir en un asalto en un supermercado y un motociclista muerto en un accidente frente a la plaza de la Constitución en extrañas circunstancias.
Herminda Vallejos se paro y recogió las manos en el delantal que llevaba sobre la falda, se acercó al televisor hasta quedar con la cara pegada a la pantalla, sus hijos le gritaban y su marido atinó a correrla empujándola suavemente hacia atrás, pero ella no se movía, se quedo ahí horas, aún cuando la tele local daba la señal de ajuste. Al día siguiente era martes, el segundo martes del mes, ella se vistió como siempre y fue a la plaza a las 4 en punto, espero, espero pero el nunca llego, entonces fue a todos los negocios de la cuadra y les pregunto a todos por el motorista, la gente decía no conocerlo, pero que era un chico joven que al momento de morir llevaba un ramo de flores y una carta para su amada, lo bautizaron el motoquero enamorado. Ella Herminda Vallejos les decía a todos que era su amante y que la carta era para ella, y que desde hacia 7 años ellos se juntaban siempre el segundo martes de cada mes en esa misma plaza. La gente creyó que la pobre Herminda había enloquecido, que la menopausia hacía estragos en ella. Sus hijos se avergozaban de ella y ya ni salían por el barrio por temor a que la gente les hiciera algún comentario sobre su atontada madre. Su marido arisco y resignado simplemente no le hablo más y ella ni siquiera se dio cuenta.
El segundo martes del mes de Abril, en un otoño gris y destemplado Herminda Vallejos se levantó más temprano que de costumbre, todos habían salido ya de la casa, busco su vestido blanco con pasamaneria turquesa intenso, se lo puso y notó que le quedaba muy grande, lo ajusto con ganchitos acá y allá y agregó un cinturón ancho y ostentoso a su delgada cintura, se soltó el pelo deslucido y pajoso, y con el corazón desbordado de ansiedad, salió al patio y miro hacia el cielo plomizo y difuso, los arboles se desprendían de su follaje ante su mirada, las flores esparcían por todo el patio sus pétalos achicharrados y débiles y un ruido potente la sobresaltó de repente, era el rugir del motor de una moto que intempestivamente atravesó la medianera lindante y se metió de lleno en el patio derribando todo lo que encontraba a su paso, las hojas de colores verdes y amarillos se arremolinaron formando un colchón en un rincón de la vieja terraza, él, hidalgo y caballero bajo raudamente de la moto y tomó a Herminda Vallejos en sus brazos, se besaron y se abrazaron con todo lo que tenían, con los brazos, con las manos, con la risa, él le alizó los pajosos cabellos con los dedos hasta dejarlos lisos y brillantes, ella lo beso en las mejillas una y otra y otra vez.
Cuando su marido llego a casa, la busco en silencio, por cada cuarto, en la cocina, en el único baño, no la llamó en voz alta, solo la buscaba, finalmente se sentó en el viejo sillón a esperar que apareciera. Sus hijos llegaron y preguntaron al padre donde estaba Herminda Vallejos, su madre, el negó con la cabeza y con los hombros, ellos la buscaron en los cuartos, en la cocina y en el único baño y finalmente fueron al patio, estupefactos vieron una moto estrellada contra la medianera y en el piso un vestido blanco con adornos de pasamaneria inca de un turquesa intenso, un cinturón de charol ancho y ajado y unos mocacines gastados, que no conocían y no habían visto nunca en su vida.
La policía investigó, tomo nota, hizo pericias y busco huellas, colgaron y pegaron fotos de Herminda Vallejos en todos los postes de luz, en los supermercados y carnicerías del barrio e incluso fueron a la tele a pedir que si alguien había visto a Herminda que avise,en el pueblo se tejían todo tipo de conclusiones, que se había vuelto loca del todo, que un ovni se la había llevado, que se había ido en un barco de carga o que su marido la había matado y enterrado en el patio. De la moto nadie hablaba y del amor menos que menos.