jueves, 11 de enero de 2018

CARAS Y CARETAS


Escribe: Kety Mangione
Post: K.M. 11/01/2018

Ser o no ser, esa es la cuestión.
Y en esa estamos los medio pelo, bien alimentados del mundo occidental inclinados a la derecha como la torre de Pisa, que a los falsos religiosos se les confunde con la de Babel y a los pobres de derecha con un verdadera torre De pizzas.
Resulta  un poco alienante que la misma gente que no soporta la violencia, las películas de terror o ciencia ficción, que por ser intolerante ya lo son  tanto a la lactosa como al azúcar moreno (no al grupo) ó quizás a ellas también, porque con toda esta mezcla absurda de debates políticos, sociales y de género, estamos cayendo en picado en un pozo sin fondo, aplastados, ignorados, aburridos y sin humor.
Hemos atravesado la débil línea de la coherencia y el sentido común, con una doble moral y un doble discurso permanente.
Es obvio que todo el río de palabras que uno pueda escribir es absolutamente irrelevante, porque como no me canso de repetir, cada uno se ha convencido de su verdad y habita en ella, reforzándola con más ignorancia y consumiendo todo tipo de información dirigida y personalizada, que solo aporta más intolerancia y más ignorancia.
De tanto repetir en los mantras de las redes sociales que el  pasado no existe, nos hemos convertido en eso, en personas sin espejo, sin pasado, parece que nadie recuerda nada y en cuánto nos adentramos en esos terrenos, con amigos, con familiares, con conocidos, la frase más escuchada será, que no fue así, o que de eso no nos acordamos, o la tan usada por los políticos de turno, (especialmente de derecha) mirar hacia adelante y no remover las historias del pasado, salvo para mencionar los errores cometidos por las administraciones anteriores.
Lo más coherente que he  escuchado en todo este desquicio de denuncias por abuso y acoso de todos aquellos que tienen donde y como hacerlo, claro, fue el discurso en los Globos de Oro de Oprah Winfrey, donde nombraba a todas las mujeres reales, como yo , que fueron abusadas, acosadas, golpeadas, ninguneadas, sometidas y no hemos tenido nunca la oportunidad de denunciar, no hemos sido contenidas ni ayudadas ni por nuestras propias familias, las que hemos callado porque teníamos que darle de comer a nuestros hijos o las que como yo acudimos a nuestras madres, (golpeadas, embarazadas)  y ellas nos dijeron que teníamos que volver con nuestros maridos y que no le digamos nada a nadie porque era vergonzoso.
No dejo de sonreír cuando los veo arrancándose las vestiduras por los dichos de Cacho Castaña, olvidando las inagotables veces que nos hemos reído a carcajadas con chistes de ese tenor, o con los dichos de Moria Casan, que se enorgullecía de hacer con Susana Gimenez y Adriana Aguirre casting de sábanas, eso estaba bien? O contar que les ponían un departamento a cambio de sexo, o sacar a la luz infidelidades, pero por sobre todo los chistes de la época, las canciones, el tango, lo que se hablaba en cada casa, de verdad hemos perdido la memoria?
No justifico a Cacho castaña, pero me parece más patético  y retrógrado cuando habla en “serio” y  dice que los valores están trastocados porque nos ocupamos más de la muerte de Maldonado (que según el  no es nadie)  que de los 50 muertos en Once, o que tiene que volver el servicio militar, el pelo corto y prolijo, o que fue un boludo por no casarse con Susana y ahora estaría parado!! Aunque no feliz,  eso me da miedo, pero entiendo también que nadie de la edad de Cacho reaccione ante esto porque es una generación envenenada de odio que piensa como él, y me da mucho pero mucho miedo que se cuestione más un chiste de mal gusto , que a un fascista resentido.
Yo recuerdo haber contado chistes de violadores, haciendo parodias en los 80, porque había un violador llamado el hombre gato, apodado así porque  trepaba por los balcones de los edificios,  y además de robar, en muchos casos violaba a sus víctimas, y yo decía que le dejaba regueros de bofe para que llegue hasta mi casa!! Y que así y todo no venia a violarme!! era normal, nadie lo iba a tomar como una ofensa, los chistes surgen de las discapacidades, de las carencias, de las enfermedades, de los presos, de las guerras, de los negros, los blancos, los judíos , los gallegos, las prostitutas, los maricones o lesbianas.  Ahora no esta bien no? pero lo que no está bien no es el chiste, lo que no está bien es la realidad. Y los chistes los seguimos contando, como no somos nadie, no saldrá a la luz y nadie nos tildará de violentos o acosadores, podemos seguir con el doble discurso muy tranquilamente.
La lucha contra la discriminación, contra la violencia de género, contra la desigualdad, pasa por otro lado, la misma gente que no quiere que un inmigrante estudie o tenga acceso a la salud, no puede hablar de acoso y de igualdad, no puede marchar por los derechos de nadie, y eso es lo que está pasando.
La misma gente que tuvo la oportunidad de ayudar a alguien acosado, adicto, enfermo y no lo hizo, que ahora no joda, hablando de los casos de gente conocida. Que mire el espejo de su entorno.
Cuando crucificamos a alguien como Cordera, por decir cosas que todos hemos escuchado en nuestros grupos de pertenencia, y celebramos que le hagan una zancadilla, no hacemos más que mostrar nuestra miseria, nuestra propia incapacidad, y es tan terrible que lo diga él, terrible terrible, como que lo diga un amigo tuyo o tu hijo, o tu hermana! Nos cansamos de escuchar, - y que querés las pendejas  los buscan, se le meten en el motor home, van casi en bolas  y después se quejan!  Cuántas mil, dos mil veces?
Y el Bambino si puede estar en los medios? Si puede seguir haciendo chistes y tirando frases?  Claro él sí porque Candelmo le hizo una cama y porque el pibe igual era puto. Uy se me escapó quise decir que tenia preferencias sexuales por gente del mismo sexo.
Solo porque tenemos la maldita suerte de ser anónimos y creer que somos alguien dando nuestra opinión en 140 caracteres o 280. Después seguimos mirando Tinelli y su circo de bajeza femenina, películas de Woddy porque nos cae bien y escuchamos las canciones del rey del Pop. Porque?  Y porque nos queda lejos y porque esos crímenes de genero no nos importan, y además no le podemos infringir el mismo daño, que a Cacho o a Cordera, y no es que hayan estado bien en sus dichos, pero repito, solo es porque salió a la luz, solo es porque son conocidos, del mismo modo que las mujeres como yo o los hombres del montón, no tenemos donde contar cosas como las que contó Vicky Buccino por ejemplo, porque si yo cuento que el Señor G.G de la empresa G:G: y asociados en 1981 me alcanzo a mi casa y empezó a pajearse a nadie le va a importar una mierda, y si digo que igual tuve que seguir trabajando hasta conseguir otra cosa, no faltarán los estúpidos comentarios de que te hubieses ido o lo hubieses denunciado, pero hoy  muchas  de las personas que conozco me dirían que hago mal en contar esas cosas y en sacar a relucir algo después de 40 años.
Ser realista, tener buena memoria, haber sido víctima de violencia y haber sobrevivido, gracias al sentido del humor y a la fuerza de voluntad, te da un pluss que quizás muchos no entiendan. Para todo lo demás existe hablemos sin saber que es gratis y destrocemos al mediático de turno,  eso sí por bocón no por facho y que pase el que siga.
Creo que llegados a este punto de locura e intolerancia, de no distinguir entre el coqueteo y el acoso, entre la galantería o el piropo y la grosería, la broma de doble sentido y el hecho consumado, nos vamos a hundir en un lodal de impostura, cuidándonos de todo lo que decimos y como lo hacemos, y borrando de nuestra memoria todo recuerdo social o personal.
Porque si Vicky tuvo que hacer terapia durante años por lo que le hizo Cacho (que si es cierto es espantoso) el resto de mujeres que no somos nadie y que tenemos entre 45 y 80 años, y que hemos sido apoyadas en los colectivos, hemos visto hombres masturbarse en el tren o el el último asiento del bondi, que nos han seguido por la calle hombres con la poronga en la mano durante cuadras, que un familiar o un vecino nos ha manoseado o algún jefe o encargado nos ha perseguido y si no hemos cedido hemos sido víctimas de todo tipo de desprecios y ninguneos, las que hemos tenido un amante y siempre hemos sido consideradas las putas, las busconas, las rompe hogares, las que hemos sido acosadas por el policía de turno que estaba en la esquina de los colegios, y que en la mayoría de los casos no hemos tenido ni tiempo ni dinero para hacer terapia que tenemos que hacer? Esperamos a que uno  de esos tipos sea conocido, meta la pata en algo y salimos a contarlo?
Porque sepan una cosa, si hoy todas las mujeres anónimas decidiéramos denunciar a nuestros Victimarios, hombres comunes, padres de familia, pequeños empresarios y comerciantes, al mundo le importaría un carajo y a todos los que tengan un vinculo con alguna de las dos partes les parecería ABERRANTE!

Si no hagan la prueba. Pueden a denunciar , incluso es esta página.

4 comentarios:

  1. Natalia Dergam. Morónsábado, enero 13, 2018

    Que puedo decir que no hayas dicho aqui... escuché el discurso de Oprah y me emocionó y senti que hay esperanzas... de que las mujeres despertemos y dejemos de ser parte del discurso patriarcal... tal vez no llegue a verlo pero ya ha comenzado el sueño que soñaron otras mujeres en el siglo pasado. Del doble discurso? Nada... moneda corriente en este pais. Gracias por tus relatos. Te quiero

    ResponderEliminar
  2. mabel mangione. congresosábado, enero 13, 2018

    Esta muy buena la nota. Ojala volvamos a hablar de moda, cine y más cosas entre amigas y dejemos de mirar el ombligo ajeno. En esos detalles se nos va la vida. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Patricia Silvia Salgado. Guadalajara. Mejicosábado, enero 13, 2018

    Nada que no sea verdad..... beso

    ResponderEliminar
  4. Carlos M. Ramos Mejiasábado, enero 13, 2018

    excelente dura, despiadada, pero excelente. No me extraña que no tenga casi comentarios, no es facil digerir estos palazos. Sos un tanque arrollador.

    ResponderEliminar

la que modera los comentarios es rubia, sabrán entender, ustedes tranquilos, comenten sin miedo, eso de la moderación es puro cuento, porque además de rubia es ARGENTINA.